Kevin José Méndez Santiago - Puerto Rico

Kevin José Méndez Santiago - Puerto Rico

Para comenzar me gustaría agradecer a todos aquellos que hicieron de mí estadía una excelente experiencia en Colombia, a la Fundación Zúa y sus pertenecientes por haberme permitido ser parte de ellos en un tiempo relativamente corto. A todos ellos mis sinceros respetos y cordial admiración, su dedicación me hizo cambiar la perspectiva sobre muchas cosas y el poder lograr ser un mejor humano en esta sociedad.

En cuanto a la labor correspondiente en este proyecto puedo decir que me ha ayudado a percibir una realidad distinta en la cual expone que todo lo que te propongas en esta vida se puede lograr con esfuerzo y dedicación. Trabajar con niños es una de las labores más gratificantes de las que te podrás encontrar alrededor del mundo. Esto se debe a que los niños son la esperanza de un futuro no muy lejano el cual uno como forjador de líderes encamina a ser unos excelentes seres humanos y próximos líderes a emprender a otros por igual. También hay que considerar y tener en perspectiva a todos aquellos colaboradores quienes le dedican la vida a esta fundación para poder así dejar un legado en aquellos quienes necesitan de un empujón para poder salir adelante de una manera muy exitosa y sin limitación alguna. Qué pena el no poder recordar quien alguna vez me dedico estas palabras pero aquí voy; ¨Las limitaciones solo existen en la mente de los seres humanos, porque ya una vez superadas éstas podrías llegar hasta el fin del mundo¨.

A la verdad me llevo mucho de Colombia y la Fundación Zúa como entidad forjadora de nuevos líderes en un futuro, sería un placer el que en el transcurso de esta vida ya no los tenga que reconocer como tutores sino como colegas o amigos donde hayan emprendido sus sueños con toda la fuerza adquirida y que a su vez puedan ayudar a otros a lograr los suyos por igual. Gracias muchachos por hacerme parte de este precioso legado.