Sábado, 14 Marzo 2020 14:39

Boletín Informativo Febrero

Boletín Informativo Febrero

En nuestra sede de Palmitas, barrio Patio Bonito, la misma que adquirimos en el año 2018 con todo el esfuerzo y el apoyo de amigos y familiares iniciamos en el año 2019 la primera etapa de arreglos que incluyó:

Cambio de redes eléctricas, instalación de la infraestructura de la red de computadores, las plataformas académicas, entrepaños en los salones para ubicar los 19 computadores y libros, arreglo de los baños de niñas y niños, instalación en el tercer piso de ventanales que proporcionan ventilación e iluminación y para terminar instalación de tejas y pintura de las paredes.


Hoy queremos compartir con todos la inmensa alegría de las niñas, niños, jóvenes, tutores y mamás, por las nuevas adecuaciones realizadas y agradecer el apoyo de personas y empresas como CORONA que nos donó 222 m² de cerámica para el enchape de los pisos, 88 m² para el enchape de paredes, así como pegacor, boquillas y tres lavamanos; todo esto gracias a la gestión de Fernando Rodríguez, Paula Cuellar y Manuel José Ramos.

También agradecer la donación de la escuela de niños "Christliche Schule en Dresden" de Alemania, gestionada por Liliana Molano, una colombiana egresada de la Javeriana que reside en ese país. La donación de COAMED FOUNDATION gestionada por el Doctor Nicolás Fernández médico colombiano que vive en Estados Unidos y Patricia Santamaría, las donaciones de amigos y familiares a través de GLOBAL GIVING y algunos préstamos que hicimos para cancelar en estos meses.

 

  

 

Para el diseño de la obra contamos con el apoyo de la arquitecta Angela Martínez de la FUNDACIÓN CATALINA MUÑOZ, quien hizo una propuesta de adecuación de la sede que luego fuimos complementando con las ideas de todos y con las experiencias de quienes trabajamos con los niños. Respecto a la realización de la obra contratamos a CIPE Construcciones y Proyectos Estratégicos dirigida por Jonnathan Loza, una firma muy competitiva en costos, su compromiso culminó en la entrega de la obra en tiempo récord y con altos estándares de calidad; vale la pena mencionar que toda esta titánica labor no hubiera sido posible sin la gestión y dirección de Mary Luz Isaza, quien soñó con una sede digna para todos los niños y estamos seguros que lo consiguió con creces.

La transformación la iniciamos en la cocina, pues todos sabemos que lo primero que esperan y reciben los niños cuando llegan a la Fundación son los alimentos y allí logramos un cambio completo pasando de un área de 6 m² a un área de 18 m² y de un mesón a cuatro mesones. Además, se dotó de un lavaplatos doble, una estufa de cuatro fogones a gas como apoyo a la estufa industrial que ya tenemos, una nevera y se ajustaron los sistemas eléctricos, hidráulicos y de gas. El resultado, comodidad, espacios de trabajo e iluminación apropiados para la labor de varias mamás en forma simultánea.

 

 

Instalamos la cerámica además de la cocina en los pisos del comedor, la bodega de alimentos, la oficina, el baño, las dos escaleras los cuatro salones las bodeguitas, el hall y el salón multipropósito del tercer piso, el cual es el que más impacto generó por su belleza, pues además del enchape y pintura, se hizo una adecuación especial para proteger los tanques del agua y se instaló dry wall en el entretecho lo cual, además de regular la cantidad de luz y sobre todo el calor, hace de este un espacio maravilloso por lo cómodo y agradable en donde los niños les encanta permanecer. 

Estamos orgullosos de todo lo que hemos logrado gracias a ustedes, los niños ahora encuentran un espacio agradable, limpio, lleno de luz, mucho más cómodo, donde se sienten seguros, cuidados, respetados y reciben lo que ellos más necesitan que es amor.  

 

Por supuesto aún siguen faltando muchas más cosas que estamos pendientes de instalar cuando tengamos los recursos, entre otros un organizador de platos y vasos, un extractor de cocina, un ventilador grande, un mueble para guardar los instrumentos musicales y adecuar un espacio alegre para disfrutar la lectura de libros llenos de alegría y aprendizajes.

Para finalizar los dejo con una frase que dijo una niña al llegar el primer día y resume el sentir de todos nosotros:

 “Esta casita parece de ensueño”

Moises Pedraza Robayo
Director
Fundación Zuá