Sábado, 16 Julio 2022 23:37

Boletín Informativo Julio 2022

La vuelta a la presencialidad nos trae regalos muy grandes como es el encuentro físico y el contacto con la naturaleza, sobre todo a quienes vivimos en las ciudades, y eso es lo que más valoran los niños al viajar de Bogotá hasta Senderos y encontrarse con un clima diferente, en un paisaje donde se escucha el canto de los pájaros, el ruido del viento, ver la luna y las estrellas.

Fue entre el 24 y el 28 de junio que un grupo niños recibió, como premio a su excelente rendimiento académico en sus respectivos colegios,  el viaje a Senderos, donde fueron recibidos con las mejores atenciones; habitaciones muy cómodas,  camas limpias, un cuarto para cada uno, comida preparada con todo el amor y un equipo de coordinación dedicado las 24 horas a desarrollar con ellos diferentes actividades, desde talleres sobre habilidades blandas, sexualidad y trabajo en equipo, hasta actividades deportivas, caminatas y juegos, todo lo cual les permitió vivir y disfrutar a plenitud la estadía, tanto así que no se querían regresar y al terminar, ellos por su cuenta,  se comprometieron a alcanzar un rendimiento académico excelente en el semestre que recién comienza y así asegurar su regreso en el próximo diciembre.

Imagen2Imagen3

Luego,  entre el 2 y el 10 de julio tuvo lugar, también en Senderos, el Campamento de Tutores, después de 2 años largos de no poder hacer un evento donde nos encontráramos todos en forma presencial.  Asistimos en total 31 personas, entre ellos 10 preuniversitarios, 16 universitarios, 5 coordinadores y facilitadores.  Fue un evento festivo, marcado por la alegría y el optimismo por encontrarnos vivos y llenos de ilusión luego de haber superado semejante prueba para toda la humanidad como fue la pandemia. Hubo tiempo para hablar de los niños, para hablar de los sueños propios y del grupo, hubo tiempo para comer, conversar, jugar, caminar, incluso para montar una presentación sobre el medio ambiente.

 

Imagen4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una actividad fue la de talleres, en los que luego de un trabajo por grupos en espacio abierto, se entraba a una reflexión sobre temas como liderazgo, comunicación asertiva, trabajo en equipo y resiliencia. En otros momentos se reflexionó sobre el valor del agradecimiento, en otros sobre las redes de apoyo. Complementario a estos talleres, se realizó el trabajo de campo tanto con el manejo de animales y aseo, como la colaboración con  la limpieza de los cultivos, más precisamente el café.

Esta actividad tuvo como fin dar la oportunidad para que cada quien aportará lo mejor de sí para trabajar, aprender cosas nuevas, experimentar el trabajo de campo con su exigencia, con su disciplina y dedicación.  También fue el momento en que cada persona pudo enfrentar situaciones nuevas y retadoras. Fue un espacio que le aportó intensamente a la formación de cada uno de los participantes y que le proporcionó excelente material a los formadores para orientarlos desde sus carencias y sus posibilidades.

 

Imagen5

Imagen6
 

 Otro de los espacios que marcó la diferencia con campamentos anteriores fue el del calentamiento global. Este es un tema del que no podemos escapar ningún ser humano, por lo cual a partir de este campamento se introdujo en la agenda de la Fundación, como tema de máxima prioridad, hacer partícipes a  los niños, a las familias, a todos los que hacemos parte de la Fundación, uniendo las acciones específicas que desarrollamos internamente con las de las autoridades locales y nacionales.

Este primer acercamiento se hizo mediante el montaje de una presentación artística que incluyó: teatro, danza, carteles, coreografías, canto y música, cuyos instrumentos fueron elaborados por los mismos tutores en los talleres de Senderos y con los materias locales. Fue una actividad retadora que convocó el interés, la creatividad y el intenso trabajo de todo el grupo guiado por excelentes maestros, hasta lograr una representación artística que vio la luz el sábado 9 de julio en Villeta, repitiéndola en varias ocasiones y logrando el interés del público, tal que incluso la gente hizo pequeños aportes en dinero, el cual ayudo a la financiación del transporte del grupo desde y hacia Sendero

Imagen7

 

Imagen8
Imagen9
 

Este fue un reto que nos demostró que uniendo mentes, voluntades y talentos se puede llegar a unos resultados realmente sorprendentes y que podemos innovar y aportar a temas tan urgentes para la humanidad como este del cambio climático.

 

A todos quienes creen en lo que hacemos y nos colaboran, gracias, miles de gracias pues es la forma de ayudar a que muchos de estos chicos experimenten que se puede soñar y es posible hacer realidad sus planes de vida

 

Moises



_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Contamos con su apoyo para que muchos mas jóvenes puedan hace realidad su sueño de estudiar una carrera profesional. Puede hacer su donación a nombre de la Fundación Zuá NIT. 830104271-8 a través de consignación o transferencia en las siguientes cuentas:

 BANCOLOMBIA: Cuenta de Ahorros 193 110 588 03
DAVIVIENDA: Cuenta de Ahorros 005 100 104 321
BBVA: Cuenta de Ahorros 724 155 171

 O por medio de nuestras plataformas de recaudación de fondos

                                     Clic sobre la imagen

                                                      dona6                                                                                                   dona5                          

                                       

 

 

Por favor informarnos de tu transacción vía WhatsApp a Moisés Pedraza 320 849 5114