Educación Superior

 

Educación Superior – Universitarios

A los mejores estudiantes que terminan la secundaria la Fundación les financia los estudios universitarios, a condición de que en el tiempo que les permite la universidad, sean los tutores de las niñas y niños que vienen en el proceso. 

Este programa se inició cuando terminaron la secundaria los primeros estudiantes a quienes la Fundación había ayudado. Desde luego que la propuesta de ir a la universidad era para entonces una completa novedad, pues jamás en los planes de estos chicos había pasado por la mente una carrera universitaria. Nadie en sus familias lo habían hecho y por tanto era algo desconocido. 

El primer grupo inició estudios en el 2007 y desde entonces la estrategia consiste en que la Fundación paga la matrícula del estudiante y le da un dinero semanal, y en contraprestación y en el tiempo que lo permiten los horarios de la universidad, el estudiante dedica 20 horas para ser tutor de los niños más pequeños. La Fundación solo financia hasta $3.000.000 semestrales. Cuando el semestre cuesta más, el estudiante aporta el faltante. La carrera y la universidad la decide autónomamente el estudiante. 

Gracias a este programa ya se han graduado 18 profesionales entre los que hay ingenieros, profesores, psicólogos, cineastas, etc. En la actualidad, otros 15 se están formando en la universidad.

Este programa de formación universitaria ha impactado profundamente a las niñas, niños y jóvenes, pues luego que terminaron los primeros y comenzaron a vincularse a la vida laboral como profesionales, las familias comprendieron la importancia de estudiar en la universidad, y los chicos quieren parecerse a sus tutores y ahora sueñan con llegar un día a la universidad. De otra parte, se mejoró el nivel de quienes hacían las veces de tutores, pues ya estos chicos al estudiar en la universidad pueden aportar nuevos elementos a quienes son sus alumnos en la Fundación.  

Se ha cambiado la realidad de muchas familias que ahora sueñan con apoyar a sus hijos y ven muy factible que ellos sueñen y lleguen lejos, pues pueden comprobar que sus vecinos y amigos lo están haciendo. 

Dos de las profesionales egresadas son las coordinadoras de los programas de Patio Bonito y una de ellas ya está terminado la Maestría, Otra de las egresadas es la contadora de la Fundación.

 

 

Educación Superior – Preuniversitarios 

En el año 2014 y con la urgente necesidad de mejorar la formación académica de los que deseaban ingresar a la universidad se creó el preuniversitario de tres semestres, que se propone ayudar al estudiante a desarrollar sus destrezas y habilidades básicas que le permitan ingresar y desempeñarse con éxito, ojalá a la universidad pública y de no lograrlo, a la privada.  

El preuniversitario, organizado y financiado en su totalidad por la Fundación, no tiene costo para el estudiante, quien, desde el momento de ingresar, debe igual que los universitarios, dar en contraprestación 25 horas semanales, y entra a ser tutor asistente, para ayudar también a los niños pequeños. 

Para ingresar al preuniversitario, solo debe demostrar la decidida voluntad de salir adelante, resultados del Examen de Estado y con ello inscribirse. En la actualidad en la sede urbana se dispone solamente de 7 cupos anuales, mientras que en la sede rural se dispone de 10 cupos. Se aceptan aspirantes que hayan terminado la secundaria y que estén en situación de ni estudio ni trabajo, debido a los malos resultados del Examen de Estado y la imposibilidad de apoyo económico por parte de sus familias. 

Desde aquel año, y gracias a este curso, ya han logrado ingresar 10 estudiantes a la universidad pública. El ingreso a la pública libera recursos que se pueden destinar a otros estudiantes. Quienes aprueban el preuniversitario y no ingresan a la universidad pública, la Fundación los apoya para que lo hagan a la privada.

 

Conoce a los beneficiarios del Programa Educación Superior