¿Cómo ayudar a financiar la fundación?

En primer lugar trabajando en forma voluntaria, todo el equipo directivo trabaja, aporta su tiempo, saber y experiencia libre y voluntariamente a la Fundación, no hay sueldos, no hay nómina, no hay retribución económica. 

Una segunda estrategia es la de ofrecer a otras personas la oportunidad de ayudar, de colaborar económicamente. Muchas personas desean ayudar, pero no tienen tiempo, entonces, tienen la oportunidad de vincularse al equipo aportando económicamente para que quienes tienen el tiempo puedan hacerlo. Ahora, como se necesitan más recursos del que una sola persona puede aportar, se requiere que entre todos busquemos otras personas que se unan a la causa y aporten. Muchos dando pequeñas cantidades, cambiamos la realidad de muchos que con poco logran mucho.   

En tercer lugar, es la ayuda de todos, en la Fundación nada se regala, todo el mundo debe dar y recibir. Es un espacio de ayuda mutua, y a los niños, desde muy pequeños se les enseña a dar, no solo a recibir, una expresión de este criterio es la ayuda en cascada, esto es que el que aprende algo lo enseña al siguiente más pequeño y así sucesivamente. 

Al solicitar ayuda hay dos respuestas. La primera y muy generalizada es: “yo he trabajado mucho y lo que tengo lo he conseguido con mucho esfuerzo, y mi plata no se la voy a regalar a otros que no han querido hacer nada. Si quieren plata que trabajen y la busquen”.   

Una segunda respuesta viene de quienes encuentran en el ayudar una fuente de alegría, y dan con generosidad.  Sienten placer al ayudar, y luego de hacerlo, se sienten en paz y muy felices. Son quienes han entendido que servir es una forma de vivir la vida, de estar en el mundo, es un dar sentido, vivo para servir, vivo para ayudar. Ellos tienen muy claro que hay solamente dos formas de vivir como humanos. La primera es vivir para mí, para satisfacerme a mí, para ser feliz yo y punto, lo demás no me importa. La segunda, vivo para los otros, entonces miro al otro con misericordia y le doy hasta donde pueda y sin medida, sus problemas, dificultades y angustias son las mías. 

La Fundación es un espacio para juntarse y ayudarse, no solo para ayudar a otros sino para recibir ayuda.  

La Fundación es un permanente milagro, pues al iniciar el año, no se tiene garantía sino de una parte que no supera sino parte de los gastos. No obstante, y así ha sido año tras año, se vienen cumpliendo a cabalidad los planes y programas, pues al mostrar los resultados, finalmente los recursos aparecen, pues hay quienes se dan cuenta que vale la pena ayudar y lo hacen.

Claro, se requieren cada día mas recursos, pues si bien se viene haciendo labor y sacando niñas, niños y jóvenes adelante, la cantidad es pequeña en comparación con la cantidad del personas que requieren ayuda. La solución es encontrar mas y mas personas que ayuden directamente y buscando otros que hagan lo mismo. 

Las siguientes son las formas para ayudar:

  1. Plan padrino:
  2. PayU
  3. Global Giving
  4. Consignaciones o transferencias bancarias
  5. Donaciones en especie
  6. Búsqueda de contactos
  7. Voluntariado